Ventajas


La hojalata es un producto de acero, recubierto por una capa de estaño que tiene muchas ventajas. En primer plano, la base de acero proporciona rigidez al material y su composición química le da propiedades especiales de resistencia a la corrosión, el cual protege al metal de la oxidación.
El estaño metálico tambipen actúa, en muchos alimentos, como simple barrera contra la corrosión. Además, ayuda a la soldabilidad y es una excelente base para litografiar y aplicar lacas. Tanto la película de pasivación como la de aceite son muy importantes ya que la primera mejora la resistencia de la hojalata a la sulfuración, a la oxidación y la herrumbre; y la última protege la lámina de la humedad del aire y facilita su manejo.
Los envases de acero tienen un distintivo único debido al hierro del que están compuestos, son magnéticos. Dicha característica permite recuperar todos los envases de hojalata de un flujo de basura, con tan sólo colocar un electroimán sobre el mismo y no tener que seleccionarlos manualmente.
Otra de las ventajas de la hojalata es que es reciclable, lo cual lo hace muy interesante y funcional, ya que puede reciclarse un y otra vez, para convertirse en partes de un auto, barco o incluso en otra lata.
La hojalata es ideal para preservar de una forma natural los alimentos, ya que aísla totalmente a los mismos, conservando su sabor, olor y poder nutricional.